Traducir a otro idioma

viernes, 9 de marzo de 2012

Y si…



Una suposición. Un potencial recostado en el deseo. La teoría. La misma pregunta siempre. La idealización… ¡Ts! Para qué. La idiotez del “y si…”. “Y si…” ¿Qué? ¿Y si tuvieras la edad que debieras tener? No la tenés. Eternos veinticuatro. ¿Y si te hubieses quedado? ¿Y si no hubiera habido plata para ese auto? ¿Y si no hubiese existido la distancia? ¿Y si ella hubiera sido de acá? ¿Y si me hubieran dejado ir? ¿Y si hubieses parado a dormir? ¿Y si no nos hubiesen mentido tanto? ¿Y si no hubiese reído ese día? ¿Y si hubiese matado a la corrección de esperar? ¿Y si estuvieras qué? ¿Cómo preguntarle a páginas transparentes? ¿Cómo suponer acerca de un tiempo infinitamente pequeño? “Y si…”. “Y si…” ¿Qué? No hay nada. ¿Cómo no lo entienden? ¡¿Cómo no lo entiendo?! Tanta tortura dosificada en instantes de ida, de lento regreso, de regreso en diapositivas. Año tras año. En fotos, pocas, malditas pocas fotos. En las otras que voy inventando mientras la mano llega al sinfondo de la caja, rascando una sábana, un colchón, el piso, la tierra. Y no, no hay más. ¿Y si hubiésemos partido juntos? ¿Y si no hubiera habido necesidad de pensar esto último? ¿Y si pudiera escucharte una sola vez más? O verte. Apenas. Pero mi metafísica murió sin haber asomado por “el ojo que mira el magma”. No tengo creencia. Creo que desde entonces. Algo más se murió entonces. Los lugares se apagaron para siempre. Las ruinas de la casa de la diagonal crecieron, contradiciéndonos. Y yo, cada vez más yo, más perro yo, secando los árboles donde jugamos, pintando de negrura la vereda blanca, extinguiendo las esquinas que ya no tienen más yuyo ni almacén, cementando la Plaza del Padre con el hijo, sepultándolos en cada vuelta. ¿Y si volviéramos a patear en los arcos del Triángulo? ¿Y si fuéramos otra vez a comprar zapatillas y después a comer pizza? ¿Y si conocieras a mis mujeres? ¿Y si ellas te conocieran? ¿Y si Ella te hubiera conocido? Y bueno, quizás comprendería un poco más todo este afán por la autodestrucción que atravieso como a una barrera baja. Dije autodestrucción y no desahogo. No, ¡Ts! desahogo jamás. No hay desahogo posible cuando el grito apunta al cielo, cuando existen sólo dos fechas unidas por el final. No hay desahogo; es morir. En mí, es morir un rato y un tiempo más.

viernes, 2 de marzo de 2012

Esculturas en homenaje al Día Internacional de la Mujer

En directo, desde mi muro de Facebook, llega esta invitación de la artista sanmartinense Profesora Pina Poggi. La extiendo a los que gusten.
El Museo de Artes Plásticas de Gral. San Martín, de la Asociación Música en San Martín, tiene el agrado de invitar a Ud. y familia a la inauguración de la muestra de esculturas en homenaje al Día Internacional de la Mujer, exhibiendo obras de autoras de distintas provincias que participaron del Concurso "Mujeres Came en las industrias culturales".  La presentación estará a cargo de la Prof. Pina Poggi, Directora Fundadora del Museo.
La inauguración de la exposición se realizará el próximo sábado 3 de marzo a las 11.30 hs., en el salón del Museo (2ºpiso), Tucumán 2157, Pdo. de Gral. San Martín.
La muestra podrá ser visitada de martes a viernes de 15 a 18,30 hs. Entrada libre y gratuita.

jueves, 1 de marzo de 2012

Elementos del primer atardecer marziano

Con la ruta al costado
con las rejas de frente
con el piso flotante
con la TV presente 
ausente
con las luces encendidas
con la tarde 
apagándose
con las calles 
perdiéndose
con los autos 
gritándome
con decenas de nadies
con aviones mudos 
pasando
con árboles acercándose
con los perros famélicos
suicidándose
con Quinquela adelante
ahogándose
con la letra repetida
quejándome
con el mate lavado
pudriéndose
con olores a Ceamse
matándonos
con las últimas moscas de verano 
¿escapándose?
con el termo casi vacío 
implorándome
con la tinta retinta 
secándose
con los tuertos de siempre 
acompañándome
con los días en el papel 
riéndose
con algo, no sé bien qué, 
quemándome
con "Los lanzallamas" a punto, 
inspirándome
con la risa censurándose
con febrero huyendo entre la muerte
con la canción entre durmientes
con el parloteo insistente, 
deshumanizándonos
con las sombras 
al fin triunfantes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...