Traducir a otro idioma

viernes, 30 de julio de 2010

Con la partitura cambiada

(AW) Mientras el Consejo Escolar del distrito y la provincia misma se desentienden de manera alarmante a pesar de los informes técnicos presentados en 2006, el Conservatorio de Música de San Martín se encuentra desde hace meses en condiciones edilicias paupérrimas. Por ello estudiantes, docentes, preceptores y auxiliares conformaron una Asamblea de Autoconvocados que impulsa acciones en reclamo de las mejoras necesarias.

Buenos Aires, 11 de octubre de 2007 (Por Aldo Ferrante, Agencia Walsh). Los lugares comunes arrecian para describir la situación que atraviesan estudiantes, docentes, preceptores y auxiliares del Conservatorio de Música General San Martín. Más allá de cualquier palabra risueña que caricaturice la triste realidad en simbiosis con el ámbito del sujeto de la información, lo concreto, finalmente, es que se hace imposible la cursada en cualquiera de los dos edificios que posee la casa de estudios sobre la calle Tucumán, en la zona céntrica del distrito bonaerense.

“El estado del edificio que ocupamos actualmente dificulta enormemente el desarrollo de la actividad educativa, poniendo en riesgo incluso, la integridad física de los que por allí transitamos. Por esto el Director ha cerrado el edificio y solicitado vía telefónica, por carta y personalmente a las autoridades del Consejo Escolar, que envíen una persona capacitada para observar el estado del mismo y evaluar la seguridad que éste presenta para el dictado de clases. Desde el viernes 5 hasta el momento no ha recibido respuesta a su solicitud, por lo que continuamos con el Conservatorio cerrado”, explicó una fuente del conservatorio a esta Agencia.

Ayer se realizó la Asamblea Autoconvocada de Estudiantes y Docentes en la Escuela Nº 18 de San Martín. En la misma el Director del Instituto, Profesor Eduardo González Velasco realizó un breve informe sobre la situación edilicia. A la descripción citada anteriormente se suma que la refuncionalización del nuevo edificio, cuyo alquiler venció el 30 de septiembre, está detenida porque la provincia no ha girado los fondos correspondientes a la empresa en los tiempos prometidos. Mientras transcurre la espera de la renovación del contrato, se ha iniciado el expediente de compra de ese edificio en el Consejo Escolar. El mismo Consejo Escolar que aletarga la respuesta a González Velasco.

El informe técnico ignorado
La empresa Dicodesa S.R.L., presentó el 23 de octubre de… ¡2006! Un informe técnico donde quedan asentados los problemas infraestructurales del Conservatorio de Música. “El presente informe técnico, tiene por objeto poner en conocimiento al Consejo Escolar de Gral. San Martín de la real situación de las instalaciones ocupadas por el Conservatorio de Música”, expresa con claridad el documento en la introducción.

Entre otros apuntes, la constructora manifiesta que “(…) Las estructuras se encuentran con un estado de deterioro tal que la inversión necesaria para su reparación no es conveniente, teniendo en cuenta que el proyecto arquitectónico (del edificio propio) es realmente un desastre y por el vencimiento de contrato en días (del alquilado)”. Y sigue el relevamiento: “La cubierta de chapa en ambos edificios presenta un deterioro que es imposible de reparar, sucesivamente les han colocado hasta cinco membranas, la chapa sostén se encuentra tan destruida que las membranas producen un estiramiento por falta de rigidez de su base, esto se agravará con el tiempo. Las canaletas de desagüe son chicas e insuficientes (…) Si bien hemos alejado el riesgo de derrumbe por acumulación de agua, no es posible parar las filtraciones sin una obra costosa e inconveniente como mencionamos anteriormente. Los edificios no brindan las garantías que debe poseer un establecimiento educativo, agravado por la posibilidad del deterioro de los pianos e instrumentos musicales por el agua (…) Debemos destacar que por cada día de lluvia se detectaran nuevas vías de filtraciones de agua, todas las reparaciones efectuadas fueron para soportar precariamente tres meses. Los peligros en caso de lluvia torrencial hoy lo constituyen las instalaciones eléctricas cuando entran en contacto con el agua”.

En los considerandos de cierre, Dicodesa S.R.L. deja una impresión que un año después guarda vigencia: “(…) hasta el día de la fecha tuvimos mucha suerte de poder haber evitado un problema grave con algún accidente personal”… y un año después las clases están suspendidas nuevamente.

El plan para los próximos días
Los problemas que trajo la tormenta de los últimos días afectaron principalmente las instalaciones eléctricas. A pesar de las tres jornadas de suspensión de la semana pasada, el Consejo Escolar no ha concurrido a evaluar la situación. Las clases siguen suspendidas y la Asamblea Autoconvocada del día martes decidió realizar una jornada de Arte y Clases públicas en la puerta del Conservatorio los días jueves 11 y viernes 12 de octubre, a las 17 horas para denunciar esta situación.

Esos actos se suman a las decisiones que ayer tomó una nueva sesión de la Asamblea. “Se realizarán los reclamos por la vía legal que correspondan haciendo uso de nuestros derechos de enseñar y aprender (carta a los distintos estamentos educativos y a los medios, recursos de amparo, presentaciones al Consejo Escolar con Escribano Público, demandas penales, etc.)”. También planean actos con presencia en la calle y en los medios locales y provinciales como: Jornadas de Arte, Conciertos en la vía pública, clases abiertas, realización de marchas.

Además se acordó que si el Consejo Escolar habilita nuevamente el edificio tras la evaluación de un profesional, se continuarán dando clases “como se pueda hasta el fin de este ciclo lectivo, realizando paralelamente las medidas de fuerza y acciones legales antes detalladas”.

La apuesta fuerte está centrada con vistas a 2008. La Asamblea resolvió que el año próximo “no se iniciará el ciclo lectivo si no contamos con un edificio digno”. El martes 16, a las 18 horas, se reunirán nuevamente en la Escuela Nº18.

Contactos:
Ariel: 153.206.9909 (alumno)
Prof. Eduardo Gonzalez Velazco 156.154.2929 (Director)
Gabriela 155.592.2071 (bibliotecaria)

Publicado en: http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=1521:Con%20la%20partitura%20cambiada&catid=77:cul&Itemid=107

La gendarmería de Kirchner ahora en el Francés

(AW) A la medianoche y al mejor estilo de los represores que no enjuicia y a los que les permite cobrar privilegios, el presidente Kirchner mandó gendarmes al Hospital Francés. Los trabajadores están en estado de asamblea permanente y convocan a organizaciones sociales y sectores populares para rodear el nosocomio.

Buenos Aires, 9 de agosto de 2007 (Por Aldo Ferrante, Agencia Walsh). Apenas pasada la medianoche, dos colectivos cargados de efectivos de la Gendarmería Nacional se estacionaron dentro del Hospital Francés. Los efectivos patrullan desde entonces las instalaciones del nosocomio.

En diálogo telefónico con Agencia Walsh los trabajadores aseguraron que son 100 los militares que están apostados y recorriendo el hospital. Todavía no hay palabras oficiales que expliquen la acción. Mientras tanto los compañeros se encuentran en la puerta esperando el arribo de organizaciones y sectores populares que se han solidarizado desde un principio con ellos. Los trabajadores sostienen una larga lucha reclamando por la estabilidad laboral. El diálogo con el Gobierno sigue cortado por exclusiva determinación del Jefe de Estado. Desde el anuncio del pase al PAMI, hace más de seis meses, no está garantizada la continuidad laboral del personal como había anunciado públicamente el Jefe de Gabinete.

En cada instancia de reclamo seguida de una medida de fuerza, las guardias mínimas estuvieron garantizadas para los pacientes internados. El aspecto central del conflicto pase por la denuncia continua del fraude laboral. Mientras en el ANSES figuran los sueldos normales, los trabajadores en realidad cobran un 55 % del salario bruto. Esto a partir de la intervención de Graciela Ocaña y Carlos Castrillon al Hospital. Parte del reclamo está puesto en el reconocimiento y el pago total de la deuda salarial ($ 9000, promedio) y previsional, el pago total del sueldo y aguinaldo y que se garantice la cobertura médica de los afiliados.

Algo está claro. La utilización de la gendarmería ya es una herramienta sistemática de Kirchner. Las Heras, Río Gallegos, Salta, el barco K’sino, Fate, Terrabusi y Pepsico en la Panamericana, entre otros, van de prueba. El Hospital Francés ya sufrió el ataque de los muchachos kirchneristas, cuando fueron golpeados trabajadores y periodistas vía Tuto y su patota de barrabravas. Como en cada lucha obrera, donde el puño del estado no puede, aparece el brazo armado.

Los trabajadores dijeron además, que durante toda la jornada habrá comunicados de prensa. “Llamamos a rodear de solidaridad el Hospital Francés, y pedimos la presencia activa de todos los sectores que nos vienen apoyando haciéndose presentes en este día”, concluyeron.

La cita es en La Rioja 951, de la CABA.

Contactos:
David Garuti: 155.939.8647
Christian Sánchez: 155.614.9546 (Prensa)
Nahuel: 155.027.6299 (Prensa)
trabajadoreshf@yahoo.com.ar
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Publicado en: http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=1790:La%20gendarmería%20de%20Kirchner%20ahora%20en%20el%20Francés&catid=78:ats&Itemid=109

San Luis: Otro feudo peronista, los mismos métodos

(AW) Militantes afines con los Rodríguez Saá atacaron al municipio de la ciudad capital, durante la madrugada de hoy. Fue mientras desarrollaban actividades proselitistas. Estaban custodiados por patrulleros.

San Luis, 2 de agosto de 2007 (Por Aldo Ferrante, Agencia Walsh). Pintadas agraviantes, vidrios rotos a piedrazos y pegatina fue el saldo que dejó la acción de un grupo de militantes peronistas que responden a los Rodríguez Saá, durante la madrugada de hoy en la municipalidad de la capital puntana.

El oficialismo provincial lleva como candidata a la intendencia a la arquitecta Alicia Lemme, pero en la actualidad el cargo es ocupado por Alfonso Vergés, quien asumió en diciembre del 2005 en reemplazo de Daniel Pérsico, elegido Senador Nacional por el Frente para la Victoria. Vergés también es kirchnerista. Y como todo tiene que ver con todo, también fue atacada la vivienda donde habita la madre del intendente Vergés.

Una fuente de la Agencia Walsh en la provincia, informó que desde el municipio trascendió que “esto indudablemente sucede porque al verse en todas las encuestas perdiendo, el oficialismo provincial, intentaría amedrentar a la población para reducir al máximo la participación popular, inclusive yendo más lejos, produciendo un efecto que en alarma generalizada hiciera evitar la elección”.

A propósito, sobre el Tribunal Electoral caen fuertes sospechas de connivencia con los Saá, lo que sumado a los sucesos madrugadores, llevó al comando de campaña de Vergés a levantar el acto de cierre programado para el día de hoy y preparado para hacerlo en la calle. No obstante, la nueva agenda marca que será en horas de la tarde, en un club.

A poco de ser “refundado el peronismo” allí mismo en San Luis, los métodos no cambian, y ya no importa quién o quiénes se arrogan el faraónico acto de la “refundación”. Son del mismo palo y más temprano que tarde terminan en la violencia. Es una constante entre los militantes pejotistas, acólitos de una caterva jurásica que se mantiene, que se filtra, que nunca termina de irse. Feudo a feudo las técnicas amansadoras se repiten. Militarización, tiros y palos para ajusticiar a los sectores populares claramente opositores, léase Puerto Deseado, Río Gallegos, Las Heras, Neuquén, Salta, San Juan, Entre Ríos, Tucumán, etcétera. Militarización, tiros y palos para el adoctrinamiento de propios, entiéndase José C. Paz, Merlo, San Vicente, lanzamiento de Cristina en La Plata, Florencio Varela, Camioneros versus UOCRA, las 62 Organizaciones en general, radicales K en Corrientes… la lógica es clara: “¿Murió alguno?” (*). No doctor, por ahora entre ustedes no se matan.

(*) Antonio Cafiero, luego de los incidentes en la quinta de San Vicente durante el traslado de los restos de Juan Domingo Perón el 17 de octubre de 2006 y ante una intervención periodística a sus explicaciones.
– Pero hubo uno que disparó cuatro veces –, dijo un cronista.
– ¿Y? ¿Mató a alguno? – minimizó.

Publicado en: http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=1368:San%20Luis:%20Otro%20feudo%20peronista,%20los%20mismos%20métodos&catid=100:politica-nacional&Itemid=127

Pasteras: Colón, despejado; Concordia, nublado

(AW) Un frente de conflicto tal vez inesperado surgiría en Entre Ríos. Mientras que la Asamblea de Colón resolvió un corte de ruta por tiempo indeterminado, en Concordia todo indica que a los asambleístas se les complicaría la acción puertas adentro. Los comerciantes de esa localidad, emitieron un comunicado donde creen que deberán “asumir el papel histórico de abrazar la causa de la unidad, cuidando que prime la paz, por encima de cualquier discrepancia”.

Entre Ríos, 12 de enero de 2007 (Por Aldo Ferrante, Agencia Walsh). El portal de noticias AIM digital aseguró esta mañana que la Asamblea Ambiental y Ciudadana de Colón definió que, desde hoy, el corte de la ruta 135 será por tiempo indeterminado, según aseveró la asambleísta Silvia “Poli” Echevarria.

Echevarria dijo a AIM que “nos preparamos para el viernes a las 19.00 que comenzará el corte por tiempo indeterminado”, y prosiguió: “La medida ya está definida”. También informó que el viernes a las 18.00 "llegarán los refuerzos que vienen de Gualeguaychú y el jueves pasado tuvimos reuniones con asambleas de nuestra ciudad que definieron que acompañarán la medida”, además aclaró que “aún nos queda saber qué sucederá con las asambleas de Concepción del Uruguay”. La asambleísta aseguró que las medidas que se toman “se hacen por voluntad y principios”, e indicó que “quienes alguna vez obligaron a levantar el corte, cuando había guardias mínimas, seguramente no lo volverán a intentar esta vez”.

Concordia, por honor al nombre

Por su parte, el corte del paso fronterizo de Concordia, que une a Uruguay en la ciudad de Salto, podría verse complicado desde un frente interno. APF Digital, otro portal de noticias de la región, reprodujo el texto por el cual se pronunciaron los comerciantes e industriales de la ciudad. El texto, publicado en Diario Junio, expresa:

“El Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia considera su deber propiciar gestos de fraternidad entre los pueblos uruguayo y argentino, cuyos destinos han estado y seguirán estando entrelazados por siempre. Es por ello que no ha dudado en fortalecer los lazos con su par, el Centro Comercial de Salto, en sucesivos encuentros.

“Con respeto y firmeza, nuestra institución insta a los gobiernos de ambas márgenes a asumir con urgencia los desafíos que plantea la actual encrucijada, reanudando el diálogo, fundamental para buscar la verdad y construir la paz.

“Ambos presidentes, en el ejercicio de las funciones que le han confiado sus representados, tienen el deber ineludible, intransferible e impostergable, de conducir y encausar el conflicto, por vías pacíficas.

“La defensa de la vida y el desarrollo sustentable con inclusión social no son banderas de las que pueda apropiarse sector alguno, sino ideales comunes que inspiren políticas de Estado coordinadas, siempre en un marco de pleno respeto a las soberanías nacionales.

“Aún desde una plena comprensión hacia la lucha del pueblo de Gualeguaychú, no sería un aporte a la solución del conflicto que se llegara el peligroso extremo de bloquear todos los pasos entre ambas naciones, hecho que lastimaría aún más las susceptibilidades, quebrantando la armonía de los pueblos hermanos.

“Concordia y Salto son tan ‘vecinas’, que sus habitantes pueden ‘verse’, de costanera a costanera. No en vano se ha llegado a debatir la construcción de un puente que las transforme en un único conglomerado urbano.

“Concordia y Salto están tan ligadas, que hay innumerables apellidos que se repiten, y no por casualidad, sino porque se trata de familias repartidas a uno y otro lado.

“Concordia y Salto supieron protagonizar juntos una verdadera gesta para remover los obstáculos que impedían la construcción de la represa de Salto Grande, obra destinada a ser palanca del desarrollo regional, y no una mera usina generadora de electricidad.

“Quizás hoy sean estas dos ciudades inseparables las que deban asumir el papel histórico de abrazar la causa de la unidad, cuidando que prime la paz, por encima de cualquier discrepancia”.

La agitación que desde Gualeguaychú, Colón y Concordia le están imprimiendo al tema de las pasteras, entra en una etapa crucial. Los posicionamientos comienzan a presentarse más firmes y las “alianzas” a darle cuerpo a los planes de acción. A los cortes de rutas y puentes, se suman las movilizaciones en la Capital Federal, más precisamente en Buquebús. Pero ya ha habido otras muestras de apoyo de sectores populares como en la marcha realizada en diciembre. Allí agrupaciones políticas, organizaciones populares, gremios, asambleas locales y sectores universitarios, confluyeron en respaldo al pedido de No a las Papeleras.

No debe olvidarse la adhesión y cohesión de luchas que desde Chubut, La Rioja, Córdoba, hicieron llegar a los entrerrianos quienes deben enfrentarse a los funcionarios y sus intereses económicos en la minería a cielo abierto. Entre otros, la Coordinadora de Asambleas Ciudadanas por la Vida y la Asamblea Coordinadora Patagónica por la vida contra la Contaminación y el Despojo.

Pero tampoco deben olvidarse ciertas reacciones contrarias a aquellas manifestaciones. Desde aquél encontronazo entre comerciantes de Gualeguaychú y asambleístas, hasta la patoteada oficial en Concordia (cuyo intendente Cresto desde las playas uruguayas habla en contra de su pueblo), pasando por las demagogias del gobernador Busti y del presidente Kirchner, el discurso convenientemente legalista de los Fernández y algunas posturas incomprensiblemente contradictorias de la mismísima Greenpeace. Digno de subrayarse está la militarización de Buquebús, detalle debidamente marcado por los asambleístas que visitaron la terminal días atrás, luego de ser descubiertos por la “inteligencia” de Prefectura Naval, de civil. O sea, perseguidos e intimidados.

Todo ello ante el profundo verano de los medios masivos. Cero análisis de situación, cero cuestionamientos a la excesiva custodia, pero un lento y seguro giro en el discurso ante las asambleas populares de Entre Ríos. Las imágenes y declaraciones son especialmente seleccionadas y los textos cuidadosamente tratados (sólo en la gramática). Así diferencian puntillosamente al activista del asambleísta (¿?), al vecino preocupado del militante (¿?), al piquete que ocasiona caos vehicular del corte pacífico (¿?), y así. Hasta hablan de tiempo loco en lugar de preguntarse qué provoca semejante cambio climático, al que este país está empezando a sufrir cada vez con mayor intensidad. De esa manera preparan a la opinión pública tradicional.

Hay que mirar agazapado la declaración del Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia. Puede tratarse ni más ni menos que de una punta inesperada (o no) de la cual sostener el discurso de los intereses capitalistas. Y no precisamente porque el funcionario de turno quiera defender precisamente el negocio de los lugareños. Porque si “(…) la defensa de la vida y el desarrollo sustentable con inclusión social no son banderas de las que pueda apropiarse sector alguno, sino ideales comunes que inspiren políticas de Estado coordinadas, siempre en un marco de pleno respeto a las soberanías nacionales (…)”, está claro que la línea demarcatoria la pone y defiende el poder burgués. Ese poder que se arroga, sí, para determinar qué es y quiénes imponen soberanía.

Publicado en http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=1899:pasteras-colon-despejado-concordia-nublado&catid=134:pap&Itemid=160/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=1899:pasteras-colon-despejado-concordia-nublado&catid=134:pap&Itemid=160

Otra vez esa palabra, DESAPARECIDO

(AW) Luis Gerez, un albañil de 50 años, quien con su testimonio ayudó a que Luis Abelardo Patti no ocupe su banca en el Congreso nacional, está desaparecido desde el martes por la noche. En Belén de Escobar, su ciudad, nadie sabe nada sobre su paradero. Distintas fuentes indican que la búsqueda, que comenzó ayer, se intensificó durante esta tarde.

Escobar, Buenos Aires, 28 de diciembre de 2006 (Aldo Ferrante, Agencia Walsh). La situación política en el país se agrava irremediablemente. Otro caso de desaparición sale a la luz. Y otra vez, como con Jorge Julio López, un testigo clave es la víctima. Luis Gerez, un albañil santiagueño de 50 años, que este año dio su testimonio en el Congreso para que el ex comisario no asumiera su banca, salió de su casa el martes alrededor de las 20.00 horas para realizar compras y no volvió.

Gerez, en su testimonio, dijo que a los 17 años cayó preso y reconoció, con los ojos vendados, la voz de Patti mientras lo torturaban en la comisaría, atado a una cama.

El ex secretario general del gremio de los trabajadores rurales, el peronista Orlando Ubiedo, otro de los denunciantes en el caso del ex diputado por el PAUFE, contó para Radio Mitre que "a las 8 de la noche fue a la carnicería a buscar carne o pollo a la carnicería y no volvió más. Lo está buscando todo el mundo".

La denuncia por el paradero de Gerez fue radicada en la Comisaría 1º de Escobar. Hoy por la tarde se había intensificado la búsqueda del albañil. Se espera para esta noche alrededor de las 20.00, en el distrito, una conferencia de prensa que oficialice la situación definitivamente.

El aparato represivo que el estado democrático aún sostiene, incluye en sus filas a 6.000 represores de la última dictadura militar. Están ahí, trabajando, no tienen 70 años, no están retirados. Están vivitos y coleando, rearmándose con una impunidad notable muy a pesar del “gobierno de los Derechos Humanos”. Un gobierno incapaz siquiera de proponer una búsqueda seria de Jorge Julio López, a quien hoy se le suma como estigma, Luis Gerez. ¡Que aparezcan con vida ya!

Fuentes: Clarín, Agencia NA, Frente Docente Almafuerte, Indymedia.

Publicado en: http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=148:otra-vez-esa-palabra-desaparecido&catid=67:represion&Itemid=120

19 y 20: El caso de Damián Ramírez o el cuento para nunca empezar

(AW) Raquel Arrieta es madre de Damián Ramírez, un chico de 14 años asesinado el 19 de diciembre de 2001. Su causa y la de Ariel Salas, muerto el mismo día, iba a ser la primera en llegar a juicio oral en Buenos Aires. Sin embargo, el manoseo del sistema penal contra la clase baja, el ninguneo político y lo intereses cruzados convierten la búsqueda de justicia en una historia quijotesca, contada por su protagonista.

Buenos Aires, 21 de diciembre de 2006 (Aldo Ferrante, Agencia Walsh). “Entre las 19.15 y 19.30 vino una vecina a contarme lo que estaba pasando a una cuadra y media de casa. Salgo y cuando estoy abriendo el portón, Damián pasa por debajo de mi brazo y me dice: ‘Uy ma, mirá cuánta gente que hay’. Y sale corriendo. Atrás de él salgo yo y resiguieron mis hijas mayores. Le dije que ni se le ocurriera meterse y me contestó que sólo va a mirar…”. Raquel Arrieta habla pausadamente. Revive la situación cada vez que la cuenta. Siente los gritos, ve las corridas, escucha los disparos. Lo ve a Damián. Entonces saca la amarga conclusión: “El 19 de diciembre de 2001, por chusma, me matan a mi hijo”.

Damián Ramírez es una de las casi 40 víctimas fatales de la represión criminal que el ex Presidente Fernando de la Rúa y el ex Ministro del Interior Ramón Mestre ordenaron contra los manifestantes de todo el país. Lo mataron en el conurbano bonaerense, en la convulsión de los saqueos, en un distrito insigne del clientelismo punteril, la corrupción y la impunidad de las clases dominantes por sobre los más desposeídos: La Matanza. Nunca, nombre y acción tan chocantemente identificados.

Era un chico de 14 años. Formaba parte de una familia sencilla del Barrio 22 de Enero, en Ciudad Evita. Recostado sobre la avenida Cristianía, el hogar de los Ramírez es sostenido por el padre de Damián de 56 años, panadero. Junto a él trabaja Leonardo, el menor de los varones, que también estudia. Tres hermanas mujeres mantienen vivo el recuerdo del Negrito, como cariñosamente lo llama Raquel a su hijo. “Imaginate con cuánto amor se han criado mis hijos y con qué amor se están criando mis nietos que en homenaje a Damián, ellos llevan su nombre”. Dos de los tres nietos lo confirman: Julieta Damiana de tres y Uriel Damián de seis meses. Raquel, que se aguantó las lágrimas en el repaso de la familia, no pudo más y dejó salir un pequeño llanto. Con una fuerza que sacó del lugar sólo conocido por los que pierden un hijo y buscan justicia, deja algo bien claro: “Me asesinaron un hijo, y para que yo me calle me van a tener que matar”.

El perverso juego del gran bonete
El 27 de noviembre debió llevarse a cabo el primer juicio oral por los crímenes del 19 y 20 de diciembre de 2001 en la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, el Tribunal Oral Nº 3 de La Matanza lo postergó. Es que el presidente del tribunal, Jorge Van Staden, se tomó licencia sorpresivamente. El magistrado que iba a reemplazarlo no pudo hacerlo porque no había finalizado con un juicio oral que sí está a su cargo. Las crónicas indican que el tribunal a cargo contaba así con un solo integrante, la jueza Liliana Logroño. Y esto fue de esa manera puesto que Diana Volpiccina, también miembro del Tribunal Nº 3, suplantaba a su vez a un magistrado en otra causa. Finalmente lo que iba a marcar un camino, quedó en el amague y el Tribunal matancero no se hizo cargo.

“Yo me enteré por boca de los testigos de la suspensión del juicio”, cuenta Raquel. “A mí la justicia no me llamó en ningún momento para decirme ‘señora, se suspende el juicio’. Y a mi abogado tampoco, ni siquiera lo notificaron. El viernes 24 de noviembre me llaman al mediodía para avisarme. El 27 nos presentamos en los tribunales como que no sabíamos nada. Y el Tano Mazzi andaba como pancho por su casa, sin esposas, sin nada. Ahora, si yo mato para darle de comer a mis hijos, seguro que en seis meses voy a juicio y estoy recontracondenada. Estos, siguen en su casa”.

El “Tano Mazzi”, es Luis Mazzi, dueño de un local que aquél 19 de diciembre estaban saqueando. Está acusado del asesinato de Ariel Salas, la otra víctima ese día. Del crimen de Damián está acusado el custodio del local de Mazzi, el ex agente de Prefectura Bernardo Juliet. Hay un tercer procesado, César Maguicha, por quien pesa la imputación de lesiones e intento de homicidio contra tres personas heridas de bala.

La bisagra
En muchos casos, el final de 2001 significó un cambió de conciencia social. Miles de miradas respecto de la realidad no serían las mismas que antes de la pueblada. Raquel, que mantiene su escepticismo hacia la clase política, metió mano en la militancia a partir de Damián.

-¿Cuál era su mirada de la cosa social por entonces?
-Yo soy ama de casa. Políticamente no entiendo nada. Seamos realistas, si mi marido no se rompe el lomo laburando para darle de comer a mis hijos, nadie viene a golpear la puerta para saber qué necesitamos. Entonces, yo de política… voy a votar… pero…

-¿Cambió su idea?
-Sigo igual. Ningún político me dio una solución respecto del asesinato de mi hijo.

Sin embargo, ha intentado que el estado se involucre de alguna manera. Lo hizo a través de su participación en la Asociación de Madres de La Matanza contra la Impunidad. Allí acompañan a familiares de víctimas, hacen marchas y escarches. “También acompañamos en las fiscalías. Hemos logrado reabrir causas en las que las familias de víctimas no tienen las moneditas para estar todos los días en fiscalías. Si no estás todos los días en las fiscalía, te cierran la causa porque la justicia piensa que los familiares no se preocupan”.

-¿Cómo juntan el dinero?
-Organizamos rifas, bingos, festivales. Nosotras no tenemos subsidio del estado.

-¿Se acercó alguna vez a ustedes alguien del estado?
-He estado con Kirchner, con Cafiero, con un montón. Preguntáme con quién no estuve. Estuve hasta con Dios y María santísima, y nunca me dieron una respuesta.

-¿Por qué cree que nunca obtuvo respuesta?
-Será porque estamos catalogados como negritos delincuentes. El matancero, para la sociedad, es un delincuente.

- ¿A qué lo atribuye?
-No encuentro motivos. De hecho, cuando sucedieron los hechos de Damián, estaba Balestrini de Intendente. Entonces con la Asociación presentamos un escrito para que nos recibiera y su contestación fue: ‘nadie va a recibir a las madres de negritos delincuentes...’. Digo yo, Balestrini ¡qué sabe qué clase de hijo crié yo! Ahora, Espinoza, tampoco quiere recibirnos.

Refrescando la memoria, Balestrini fue el operador político más importante que tuvo Eduardo Duhalde en el oeste del conurbano. No obstante, se convirtió en el primer pase a las filas del kirchnerismo cuando las posibilidades del santacruceño fueron más claras. Claro, tuvo su recompensa. La Matanza es el partido que ningún gobernador quiere dividir como sí han hecho con Morón y General Sarmiento. En ese distrito habitado por poco más de 1,5 millones de personas, el más pobre de todo el Gran Buenos Aires, se encuentran franjas del primero y segundo cordón electoral de la provincia. Es el distrito clave, el que gana las elecciones para el peronismo. No por nada, los dos últimos presidentes de la Cámara de Diputados Nacional más importantes han pasado por el sillón principal de Matanza: Alberto Balestrini y Alberto Pierri.

¿Quiénes se fueron de todos lo que debieron irse?

Raquel Arrieta no sólo pelea contra los “circunstancias fortuitas” que la justicia le presenta. A esta altura también lo hace contra la impunidad de acción del estado en todos sus niveles. Y Damián sigue esperando que los asesinos paguen. “Siguen los mismos dirigentes que antes del que se vayan todos. No se fue ni uno”.

-A cinco años, ¿qué reflexión, conclusión, qué pensamiento le surge respecto de aquellos días?
-Que fue todo armado. Nosotros no teníamos el comedor terminado cuando lo mataron a Damián porque sino lo hubiésemos velado en su casa. No quisimos que sea velado en otro lado que o sea su barrio. Una vecina me prestó su local para velar a mi hijo. A las doce de la noche tuvimos que cerrar el portón porque era una desastre afuera. La policía corría a los tiros a los chicos que se acercaban al velorio. Tiraban con balas de goma. Era un desastre. Decían que se venían de un barrio para otro… que de acá iban a otro… estaba todo armado. ¿Y ahora qué? ¿Tienen miedo porque se venía el primer juicio por el 19 y 20 de diciembre? ¿Tienen miedo?

-¿Usted qué cree?
-Que sí. En la causa de mi hijo está uno de los abogados más corruptos que pueda existir en la provincia de Buenos Aires, y patrocina al Tano Mazzi: el doctor Pierri. No olvidemos que estuvo preso y está imputado en la causa Grassi, por extorsión a testigos. Quieren argumentar que fue legítima defensa, pero no hubo más muertes porque Dios no quiso. Además tienen prisión domiciliaria pero con salidas recreativas permitidas.

-¿La gente del barrio qué piensa?
-Muchos me dicen que mataron a mi hijo injustamente y que tienen que pagarla, que se tiene que pudrir en la cárcel. La gente del barrio sabe perfectamente que a ellos no le saquearon absolutamente nada. Pero la gente del barrio también tiene miedo. El Tano Mazzi es un tipo que toda la vida anduvo armado. A él le tienen miedo. Imaginate de qué calaña son que la mujer le metió denuncias a mi hija que en ese momento tenía ocho años, por amenazas y agresiones. ¿A quién se le ocurre? Nos hacían denuncias como NN porque no sabían nuestros nombres. Ahora los conocen por la causa.

-¿Sabe por qué le dieron prisión domiciliaria?
-Acá hay esto (gesto de poner plata). Ochipinti, el juez de garantías jamás quiso recibirnos. De tantos escarches que le hicimos, nos recibió. Pero se lavó las manos porque él no les dio la domiciliaria. Pero sí les dio las salidas recreativas… ¿cómo funciona esto entonces?

El juez Rubén Ochipinti está involucrado en varios casos donde la gente de escasos recursos termina perjudicada. Entre otros se pueden señalar los casos de Claudio Luna, los hermanos Roger, Matías Acuña y Carlos Varela, presos durante cuatro años por un doble asesinato que no cometieron; el desalojo seguido de represión en terrenos de La Matanza, propiedad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y en el que se involucraron 500 personas incluidos niños y mujeres; y el caso de Carlos y Miguel Belizán, padre e hijo trabajadores del Mercado Central acusados de matar una mujer en la ruta 21. Ochipinti los hizo encerrar sobre la base de pruebas dudosas y desestimando el relato de testigos oculares que habían visto cómo arrojaban un bulto la noche anterior a que los Belizán pasaran por allí. Ese es Ochipinti.

-¿Cómo sigue esto Raquel?
-El duelo de mi hijo yo no lo hice. Si me tiraba en una cama, deprimida, no sé si hubiese llegado a esta instancia. Ahora nos dieron fecha para el 5 de febrero, pero nosotros vamos a pedir que lo pasen a los primeros días de marzo.

El pedido es lógico porque durante febrero hay feria judicial. Las vacaciones tapan toda realidad más allá de lo que ocurre también durante el período laboral típico. Y aunque reniegue de su entendimiento de la política, resume – tal vez – la razón por la cual no comenzó el proceso judicial para que Damián descanse definitivamente en paz: “Todo eso es política. Mi Negro tenía 14 años. Le truncaron la vida, sus sueños. Con 14 años sabía el oficio de panadero, jugaba en la escuela de River de Don Bosco., estaba en 8º año… entonces… que los políticos que están se vayan… ¡Que-se-va-yan!”.

Publicado en: http://www.agenciawalsh.org/aw/index.php?option=com_content&view=article&id=146:19-y-20-el-caso-de-damian-ramirez-o-el-cuento-para-nunca-empezar&catid=67:represion&Itemid=120

miércoles, 28 de julio de 2010

"La cultura tiene que ser para todo el mundo"


Es una mujer comprometida con la vida, dispuesta a hacer caminos y a recorrerlos. Se vislumbra en su obra, que acrisola el paso por distintos estilos y se amalgama en uno solo. Lo manifiesta su intensa actividad cultural más allá de la condición innata de artista plástica. Y es una identificación desde su propia mirada interior: “tengo el espíritu inquieto”. Pina Poggi vive para el arte. Lo hace a través de la pintura y de una tarea auto impuesta e independiente a la que podemos definir como una cruzada cultural.

“Mi necesidad siempre fue difundir la obra de los artistas. Yo soy artista también, pero no todos los trabajadores del arte trabajan para otros”, dice a la hora de argumentar su labor.

- ¿Se puede vivir del arte?
- No. Pero tengo la suerte y la bendición de practicar otras técnicas que son más accesibles que el óleo – como el sumie, que me apasiona –, entonces me vienen a comprar. Vendo algo, pero no podría vivir con eso. En Europa sí se puede.

- ¿Por qué? ¿Hay cierto desconocimiento?
- Digamos que existen otros indicadores. Soy una de los tantos que trabajan para que la gente conozca. Muchas veces aconsejo que no compren una reproducción, que no gasten en una obra enmarcada que sale 500 ó 600 pesos, cuando hay artistas que por ese dinero venden un original. Uno tiene que concientizar a aquellos que no conocen sobre el tema. Además, según Fernando Botero, el que sabe de arte conoce qué obra tiene perennidad, por lo que un original de 500 pesos termina siendo una gran inversión. Botero es un gran artista, aunque algunos digan que utilizó demasiado el tema de los gordos. Es una marca registrada.

- ¿Cuál es su marca registrada?
- El trabajo de la luz. Todos hablan muchísimo sobre el trabajo de la luz. Yo lo venía haciendo desde la abstracción. Además, los tonos suaves hacen que el espectador se sienta en paz. Es lo que dicen.

- ¿Sabe qué va a pintar cuando empieza o deja que fluya?
- Tengo una idea, pero nunca termina siendo la idea original. Además yo dibujo con el pincel, no con el lápiz. Hago las líneas principales, entonces tengo in mente la idea. Estoy por empezar una obra y creo, voy a hacer eso, pero no sé si termino haciéndolo.

- ¿De qué depende?
- De la armonía de la obra. A veces esa fotografía que uno tiene in mente no está armónica como cuando se la fija. La serie Transparencias del Bosque es una obra muy pensada, muy analizada. No está hecha en forma automática. No quiero que sea un color igual al otro, entonces cuando veo que son iguales, espero que seque y lo sigo trabajando. Ese trabajo de hacer las líneas, las transparencias, esos pequeños seres, todo demanda tiempo y análisis, y debe estar dentro de la armonía de la obra. La variante está en que lo que yo pensé quizá, una vez plasmado, no es tan armónico. O en ese momento la inspiración te dice que algo no va.

- ¿Se da cuenta si alguien que mira su obra la interpreta o no?
- Lo que quiero saber es qué le transmite la obra. Imaginemos que yo puedo pensar una cosa, quiero transmitir algo, pero si el receptor no siente nada... A todos los que ven mi obra y me preguntan qué quise decir, les pregunto qué es o qué vieron, qué encontraron. Si coinciden con el mensaje mío, me parece fantástico.

- ¿Y si no?
- Me da igual. En este tipo de obras es más fácil el análisis. Cuando hice pintura abstracta me decían: “pintabas tan bien...”. Yo hacía figuración como todo el mundo y en la búsqueda permanente que uno tiene fui al cubismo, a la abstracción, investigué, porque tengo el espíritu inquieto. Cuando volví a la figuración, volví a una figuración sintética, a otra cosa.

- ¿Cuál es su estilo?
- Es un estilo propio, copiado de nadie. Nace de esta búsqueda, a veces hay autores que se parecen muchísimo y eso no está ni bien ni mal. Algunos se identifican. A Ary Brizzi lo reconoces y hay otros que copian a Ary Brizzi. Quiero decir que está el que se identifica con su obra y el que plagia. Creo que uno debe ser auténtico. Mi obra puede gustar o no, pero al ser auténtica la obra vale. Tiene que haber muchos elementos genuinos, no sólo la composición.

- ¿Usted con quién se identifica, a quién tomó como referencia?
- Siempre me gustó Petorutti. En mis inicios en el cubismo, me decían que tenía una tendencia petoruttiana. Es un artista que considero un grande, que trascendió los límites de Argentina con su propia obra. No es un cubista como Juan Gris, ni como Georges Braque, ni como Picasso, ese grupo primigenio del cubismo. Y después están los más grandes. Tuve el privilegio de ver en directo las obras de Miguel Ángel y creo que no habrá otro como él en siglos.

- Volviendo a su obra, ¿En cuál estilo se siente más cómoda?
- Yo me he sentido cómoda con la abstracción, con el cubismo. Todo lo hago con el alma, la mente y el corazón. No puedo pintar una obra si no es lo que siento internamente. Por eso hablo de lo genuino y lo honesto en la obra de arte. La honestidad está en eso, en que uno plasma un sentimiento. Uno plasma algo que nace bien arriba, de algo superior, que sale del corazón y se transmite por las manos, y termina en una obra de arte, o quizás no, pero es genuina.

UN PROYECTO AMBICIOSO

En tiempos donde la creatividad, el compromiso y la solidaridad parecen opacados por una sociedad de hiper consumo, por las horas de la inmediatez y la avanzada multimediática, la cultura representa uno de los espacios de contención y libertad imprescindibles para el resguardo de una sociedad. Atenta a esta problemática, Pina Poggi, como artista y trabajadora de la cultura, presentó, a mediados de febrero del corriente año, ante las autoridades del municipio, un proyecto para declarar a la localidad, “Ciudad de la Cultura”.

Pina explica sintéticamente como surgió:

“A fines del ‘99 Santiago de Compostela, España, fue nombrada Ciudad de la Cultura en Europa. Pregunté por qué no fue París, la ciudad luz, o Roma, la cuna de la civilización. Jorge Vilanova Mestre, de la revista Tesoro Público de Barcelona, me respondió: - simplemente se adelantaron. Lo hicieron todo: lo propusieron, lo declararon y es la Ciudad de la Cultura Europea. A mi regreso hice una investigación a partir del contacto que tengo con gente de la cultura y personalidades de diferentes municipios, para chequear qué actividad cultural se desarrolla en cada uno. Finalmente la propuesta la elevé en al año 2000 y volví a presentarla en febrero de este año”.

- ¿Cuál es el objetivo del proyecto?
- Llegar a un Observatorio cultural con el apoyo de las instituciones. Primero se debe hacer un censo. De allí va a salir una red desde el municipio para que todos puedan publicar sus actividades, como un portal virtual. A partir de todo eso se hace el Observatorio cultural, que tiene una visión más amplia e importante. Allí también entra la ley de Mecenazgo (N. de R.: Establece la creación de un marco legal para incentivar las inversiones en proyectos, programas de desarrollo, capacitación y acciones culturales, tal como sucede en otras partes del mundo), que el Senado no aprobó en Capital. Sería importantísimo que fuésemos punta en esto. Es la idea de Omar Álvarez, del Centro Cultural Espacios. Todo va sumando.

- ¿Piensa que la cultura es elitista?
- La cultura es una, es universal, heterogénea y tiene que ser para todo el mundo. No hay una cultura de elite, aunque en cierta forma lo es. Pero no debe ser así. Hay que despertar el interés en el otro. Por ejemplo, yo hago visitas guiadas para las escuelas en el museo. Entonces les explico algunas obras y después los hago trabajar con los docentes de plástica. Esto lo vengo haciendo hace muchos años.

- ¿Se trabajará con especial énfasis en las zonas donde el desarrollo cultural es menor?
- El énfasis será igual para todo el partido. Todos tienen que participar, hasta las Sociedades de Fomento. Es una manera de acercarnos, comunicarnos y crecer a través del amplio marco que conforma la cultura. Siempre aposté a eso. No tiene que ser solamente para San Martín centro, Villa Ballester o Villa Maipú. Sumar a todos haría una red maravillosa, por tradición y por la historia de San Martín. También sería interesante generar un circuito turístico, un circuito cultural, - sueño con ello -. Las posibilidades son infinitas.

Pina Poggi es simplemente una mujer que viene trabajando desde hace veintiocho años pro cultura. Dice, hace y difunde cultura. No es poco.

PERFIL
Artista plástica. Directora Fundadora del Museo de Artes Plásticas de General San Martín, de la Asociación Música en San Martín. Presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana. Vicepresidente primero de la Asociación Música en San Martín. Miembro fundador y Presidente de la Comisión de Cultura de la Casa y Mutual Universitaria de San Martín. Pro tesorera de la Sociedad de Estímulo de Bellas Artes de Buenos Aires. Miembro fundador de la FUNSAM y miembro de la Comisión Honoraria Municipal de Preservación del Patrimonio Cultural e Histórico del Partido de Gral. San Martín.

Publicado en revista “avAtares, apuntes literarios y algo más”, publicación de carácter independiente y primer Anuario de Letras del Partido de General San Martín. Año III, agosto 2006.

http://www.avataresletras.com.ar/numero3/dossier3.htm

Ecos de "El Sonido y La Furia", William Faulkner

Las múltiples biografías acerca de Faulkner señalan como fecha de escritura de “El Sonido y la Furia”, los comienzos de la primavera de 1928. Fue escrita durante su trabajo como vigilante de las calderas de la Universidad de Mississipi, Oxford, en el que por la noche conseguía escribir sin interrupción. Esta novela, definitivamente, ha adquirido prestigio internacional. Su tema central nos coloca dentro del laberinto asfixiante que conlleva el desmoronamiento de la familia Compson, la cual antepone el orgullo y la apariencia social al amor por sus hijos. Debemos tener presente que para aquella época, en la sociedad americana de los años 20, a causa del efecto que produce la Primera Guerra Mundial, el ciudadano medio siente que se han quebrado las grandes causas del pasado. La idea que se apodera del hombre medio es que la moral tradicional no lleva necesariamente a la felicidad. A esta situación se unen una pérdida de valores religiosos y el incremento del materialismo. Por lo que muchos autores eluden palabras como amor, valentía, honor y buscan nuevas claves literarias en términos como explotación, fracaso, exilio. Así, en esta obra, la duda existencial trastoca el orden y convierte a los protagonistas en anti-héroes. Faulkner refiere con crudeza casi natural la alienación y el deterioro de los valores de una familia aristocrática, orgullosa, racista y ambiciosa cuya pendiente se concreta en la ruptura de las relaciones entre padres e hijos. La extraordinaria naturaleza descriptiva se enlaza con la poesía profunda de la pluma del escritor, el discurso de los personajes va de lo interior a lo colectivo. Los pensamientos de los protagonistas, por momentos indescifrables, conforman verdaderos pasillos mentales por los que la lectura asciende de un modo sorpresivo e inusitado y hasta sofocante por lo vertiginoso. Para ello Faulkner emplea la técnica de enfrentar conceptos opuestos encarnados en diferentes personajes. Así hace jugar presencias, ausencias, luces y sombras que descubren ecos cuyo efecto es el de generar nuevos significados que se revelan a través de la lectura y que van mucho más allá del sonido que desata la furia.
William Faulkner tomó para el título de su novela el verso del drama de William Shakespeare, Macbeth: “¡La vida no es más que una sombra…un cuento narrado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que nada significan!” Macbeth, Acto V, escena V.
Por supuesto que no sólo tiene que ver con el nombre sino que conforma el punto sobre el que gira la primera parte de la novela, narrada a través del monólogo interior de Benjí, joven retrasado mental que dentro de sus limitadas observaciones expresa la degradación progresiva de las relaciones en su familia. La trama se completa con dos partes más narradas en primera persona, donde otra vez Faulkner nos sitúa dentro de la corriente de conciencia del personaje. Profundiza aspectos de la condición humana como intuiciones, recuerdos, sensaciones, pulsiones, siempre desde el punto de vista del propio personaje. Él es quien narra, no hay intermediarios, él mismo relata y devela situaciones recónditas. La cuarta y última parte se nos ofrece desde la tercera persona para reubicar a todos los personajes en los tiempos y en la historia.
Los cuatro capítulos de “El sonido y la furia” guardan una interpolación en los tiempos, redondean situaciones asincrónicamente, es decir, situaciones que se insinúan en una parte de la novela tienen su desenlace en otra, que tal vez se corresponda con un tiempo que no es el del momento en sí. Seguramente este libro resulte difícil para su comprensión, para su seguimiento. Pero es irrefutable que todos y cada uno de sus fragmentos hacen que el lector esté de cuerpo presente en cada esquina de aquel pueblo o en cada una de las habitaciones de la ilustre mansión Compson, o de lo que quedó de tal prestigio.

FRAGMENTO

“... qué habré hecho yo para tener hijos como éstos.
Benjamín ya fue suficiente castigo y ahora que ella no se preocupe por mí, de su propia madre, por ella he sufrido, soñado y hecho planes, y me he sacrificado. He hecho todo lo posible pero desde que abrió los ojos no me ha dedicado un solo pensamiento generoso...”

Fuente: Páginas 114 y 115. “El sonido y la furia”, WILLIAM FAULKNER, Editorial Planeta DeAgostini, S.A., 2003.

Publicado en revista “avAtares, apuntes literarios y algo más”, publicación de carácter independiente y primer Anuario de Letras del Partido de General San Martín. Año II, agosto 2005.

http://www.avataresletras.com.ar/numero2/faulkner2.htm

Sabor nocturno

Abrazo al arco iris
de mi alma a tu corazón.
Se espantan los fantasmas
y el eco de tu pecho
refugia en mis mejillas
versos encendidos
como burlando al silencio…
una estela áurea y densa
quema impiadosa lo intrascendente.
En susurros simples y hermosos
baja la luna que ríe
a nuestro lado
ríe en las sábanas
ríe donde esté.
Se despliega una fatigada oscuridad
de párpados enamorados
estirando las sensaciones
hacia el infinito.
Helos allí danzando
en un todo sobre cueros
sobre el gélido carrara
en la divina aspereza de la pared
cayendo libres
entre arpegios de intimidad
soltando la avidez
en el ahogo supremo
de cuellos arqueados
viajando en los colores
de la melancolía descalza.
Y se estremecen
y se contienen
y sienten por igual
y las estrella no tienen final.
Es de ellos, no se desvía
no hay mejor deseo
no es en vano
no es por un instante.
Es todo amor.

Publicado en “Avatares III, cuentos y poemas”. Antología del taller coordinado por Marta Mutti, Dunken, Buenos Aires, 2005. ISBN 987-02-1549-1

martes, 27 de julio de 2010

Viajes de viaje

El colectivo, un bólido, no dejaba de asestarse rebajes en una carrera loca contra algún enemigo acostumbrado e invisible del propio chofer. Poco era el tránsito a esa hora sobre la colectora de General Paz. Extrañamente, en esa mañana plomiza y húmeda de un enero agobiante, al nombre propio se le rendían honores. El lunar rojo del cielo terminó con el ridículo y estrepitoso deseo de fin que el grandote y peludo conductor parecía haberse propuesto. “Dios mío, qué animal. Quiero elegir yo mismo como morir, bestia”, dijo un pasajero en los últimos asientos mientras se retorcía con disimulo. Una empanada caliente con olor a hojaldre crocante que abría apetitos, a medio masticar, fue devuelta por la ventana hacia el asfalto más caliente aún. Un hombre de gris tuvo arcadas. Y por fin la quietud.
Otro hombre, oscuro, miró hacia su izquierda. Entonces apareció ella, sobre un colchón ajado, durmiendo, fresca, bajo la sombra de tres árboles. Se preguntó cómo podía hacerlo con el zumbido maléfico de los micros, el rugido inhumano de los camiones o el desenfrenado ir y venir de los autos a metros nomás. “¿Qué respira?”, se inquietó contemplando los piecitos desnudos, la ropita rotosa y su corta humanidad desgarbada de cuántos ¿cuatro, cinco años? Se preguntó por qué no descansaba en una cómoda cama, en su hogar, junto a sus padres. Se preguntó por qué estaba ahí. Trató de evitar la imagen que se lanzaba sin remedio sobre su mente que debatía entre odio, compasión, tristeza y espanto. Luchó contra el esfuerzo de cerrar los ojos y pensar otra cosa. Pero no pudo. Perdido en la profundidad de algo más que una preocupación, no veía una desconocida en situación harto conocida; la carita de su pequeña hija se había reposado entre los trapos. Tragó saliva y miró hacia otro lado.
Fue todo muy rápido. Vio la estación de Liniers, saltó del asiento y bajó con la angustia a cuestas. Cruzó avenida Rivadavia, las vías y apuró el paso por la callecita de locales que lo dejó bajo el puente.
Mirando el piso buscó algo de lo que no estaba seguro, algo que le sacara esa nena de la cabeza. Pero fue imposible. Las casillas de madera frente al cementerio, la zona del Fuerte. “Zona caliente, de guerra, ricos contra pobres, todos contra todos, la civilización, la barbarie... quién es quién”, meditó en formato de película a través de la mugrienta ventana de otro colectivo.
Llegaron la estación Sáenz Peña, las calles de Lourdes, Cinco Esquinas, una estación más... “los chicos y las chicas están ahí. Piden, no comen, duermen en el andén o en las escaleras de la oficina de Dios”. Se hizo preguntas huecas donde susurran grillos.
Y la escena final, esperando el tren.
Una muchachita – “¿La hermana mayor o la madre?” – que nunca vio venir increpaba a una parejita de pibes.
- ¿¡Se quieren morir abajo del tren!? – les gritó chillando con agudeza. Los querubines corrieron y se perdieron de vista entre los pastizales altos, atrás de la boletería, como animalitos huyendo de su cazador.
La locomotora disminuyó su marcha, estaba llegando el tren país: pocas luces, ventanas rotas, puertas tramposas, todos colgados haciendo equilibrio en el óxido. Algunos prefieren bajar antes, de un salto, corriendo al lado del tren para luego frenar abruptamente y dar la vuelta buscando la salida.
“Ellos sí eligen su propia muerte”, concluyó en silencio el hombre oscuro. Y miró para otro lado, una vez más.

2005

Publicado en “Avatares III, cuentos y poemas”. Antología del taller coordinado por Marta Mutti, Dunken, Buenos Aires, 2005. ISBN 987-02-1549-1

viernes, 16 de julio de 2010

Prófugos

No volveremos a vernos más,
dijiste ahogando el grito
en la humedad de nuestros cuerpos

No volveremos a vernos más,
repetí encendiendo el motor del juego
¿Es que no lo haremos otra vez?

La sonrisa de nuestros dedos burlan la falacia,
el alba corre el telón y desnuda el mundo,
las voces se pierden en el espejo de los deseos.

2005

Fresco mundano

Limas y yerbas, la ruta y la niebla
canto y poemas, la nada se acerca
senderos y luces, el sol y las nubes
el llanto es fuerza y cargan las cruces.

Lluvia y pereza, amor y cartón
verso y dilema, la infinita pasión
fuegos y brasas, rencor y sequías
malditas las armas que el odio eternizan.

Actuar y fingir, vivir o morir
letras y voces, el arte de existir
espadas y dagas, cobras y águilas
en grito sangrado se caen las alas.

Humo y tiniebla, escombros y agua
caras tapadas, caras pintadas
hambre y niñez, vendaje y verdad
la dama de la balanza violada se va.

2002
 
Publicado en “Avatares III, cuentos y poemas”. Antología del taller coordinado por Marta Mutti, Dunken, Buenos Aires, 2005. ISBN 987-02-1549-1

El paso que no es

“¿Será cíclico? Porque de tanto en tanto percibo ese vacío, esa frustración, una hoquedad materialista. Veo la vida de plástico, construyo y destruyo con el vértigo de lo impuesto. ¿La no acción? Mejor, el endiosamiento de lo estanco. ¿Y si hoy tengo? ¡Ah, bueno!, mañana no sé; y si hoy puedo, el efímero futuro tal vez no me encuentre. La verdad no lo tengo claro, pero me molesta. Soy esta realidad y me lleva el naufragio de lo que no vi. Estoy refugiado. Paradójico: dolorido y refugiado. ¡Cómo no ser su súbdito, su complaciente esclavo, si irremediablemente fallezco en el no! Ni un mísero hálito de mi esencia es capaz de revelarse como sueñan las neuronas, entonces repito la obra triste y desafortunada. ¡Ay!, si aquél año no me hubiese inundado de confusiones, bajones; si hubiese purgado esa anarquía tierra adentro... por eso siempre regresa, como ahora. ¿Por qué debo luchar sin tregua? Necesito un respiro”.

2005

Eterna

(a Gloria Fuertes)

Esperaba absorta
en la brisa de un sombrío invierno,
con el pelo de nada
y el cielo espeso.
Sus ojos marrones
no entendían el presente que pasaba,
era temprano para ella.
Inocente semblante,
sol del tiempo enloquecido,
refugio insular entre danzas
en épocas de cebollas.
Figura sin polvo
en la esquina de la salvación,
candor de rostro santo
en espera del amparo,
la salida paciente
cruzando atardeceres.
Convencida e invisible,
segura en su bobería de mártir,
y el ímpetu del poniente
colmando la ciudad desmoronada.
Un soplo remanente buscó su aliento,
y ella se dejó transportar
hasta Dios.

Publicado en “Avatares III, cuentos y poemas”. Antología del taller coordinado por Marta Mutti, Dunken, Buenos Aires, 2005. ISBN 987-02-1549-1

Clisé de amor

El clima lo cubre y en ti se aclara.
Será tu rostro
que no puede ocultar ese clisé de amor.
Una opresión de labios
ofreciendo reflejo de tus ojos
y tu cuerpo temblando en la ingenuidad.
Esos pómulos al rojo, casi sonrientes,
asintiendo con inocencia el calor de tus sedas.
El cabello húmedo al medio de la boca
y ésta, en su fuego, no disimulan ese clisé de amor.
Una charla esquiva, un saludo sin mirada,
el cómo, el cuándo,
un porqué sin respuesta.
Tus ires y venires y la ilusión inquieta.
Sé que celebras tu creencia,
yo insisto, iluso, tonto, estúpido.
Presumo y lo asumo,
ya nada es invisible.
Vas desnuda por otro clisé de amor.

2005

Publicado en “Avatares III, cuentos y poemas”. Antología del taller coordinado por Marta Mutti, Dunken, Buenos Aires, 2005. ISBN 987-02-1549-1
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...